Se utilizan como una solución para descargas de canales; debido a la curvatura especial que se da a las dos láminas que forman la sección, se consigue una altura reducida con mayor ancho que el fondo.

Este tipo de estructuras se forman con base en secciones de acero corrugado y rolado, con perforaciones transversales y longitudinales para ensamble por medio de tornillos de 3/4” de diámetro y 2” de largo.